Hay un sinfín de razones para emocionarse con los Juegos Olímpicos de este año. Desde su variada lista de atletas hasta los numerosos aspectos culturales y políticos de los juegos, siempre merece la pena celebrarlos. Para ello, hemos recopilado una lista de algunos de los momentos olímpicos más inspiradores de la historia moderna. Puede que la competición no sea tan feroz como en otros deportes, pero cuando tus competidores son personas como tú, no es de extrañar que tantos espectadores acudan cada cuatro años a animar al Equipo de Estados Unidos.

Simone Biles hace historia

Antes de su increíble actuación en los Juegos Olímpicos de Río, Simone Biles ya era un nombre conocido. La joven de 16 años ya era una veterana de la gimnasia, pues llevaba entrenando desde los 6 años. Su talento era tan grande que, a los 9 años, se convirtió en la gimnasta más joven en ser nombrada miembro del equipo nacional de Estados Unidos. Es más, en ese momento era incluso más joven que la más joven de las olímpicas. El espectacular ascenso a la fama de Biles fue muy publicitado, como demuestran estas fotos de cobertura de 2016 del programa «Today», la revista «TIME» y «USA Today». En cambio, el look más desenfadado que ofrece a GQ es quizá igual de impresionante, aunque es menos probable que reciba tanta atención.

El equipo femenino de gimnasia de Estados Unidos gana el récord de 16 medallas

Puede que el equipo femenino de gimnasia de Estados Unidos se haya visto eclipsado por la histórica actuación de Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Río, pero su impacto sigue siendo enorme. Ganar el oro por equipos fue un momento histórico para el deporte, ya que marcó la primera vez que Estados Unidos ganaba medallas olímpicas por equipos en este deporte. El equipo también estableció un nuevo récord olímpico con 16 medallas. Aunque no parezca mucho comparado con el enorme alcance de los Juegos Olímpicos, fue un logro significativo. Era la primera vez que una nación entera ganaba medallas en gimnasia, lo que convirtió al equipo estadounidense en el primero en dejar una verdadera huella en el mundo.

Shani Davis se convierte en el primer afroamericano que gana una medalla de oro en una prueba olímpica de atletismo

Cuando el corredor de maratón keniano Eliud Kipchoge batió el récord mundial de maratón en abril, habría sido fácil pasar por alto su histórico logro si Shani Davis no hubiera corrido un tiempo de medalla de plata de categoría mundial pocas horas después de terminar. Sin embargo, el hecho de que Davis hubiera ganado la medalla de plata en las dos Olimpiadas anteriores le convertía en un claro favorito en esta ocasión. Davis, que ya es una leyenda del atletismo, añadió otra capa a su legado con su histórica medalla de oro en los 10.000 metros. Su segundo puesto le convirtió en el primer hombre afroamericano en ganar una medalla de oro en una prueba olímpica de atletismo.

Michael Phelps se convierte en un improbable icono al ganar su tercera medalla de oro en Río de Janeiro

Se ha hablado mucho del hecho de que Phelps se retira después de los Juegos Olímpicos de Río, e incluso ha hablado un poco de la posibilidad de retirarse después de los Juegos de 2016. Pero en medio de eso, el nadador ha demostrado ser un embajador excepcional para su deporte. Ganar su tercera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río lo convirtió en el nadador más condecorado de la historia, y también lo consolidó como un improbable icono del deporte. A medida que la popularidad de Phelps ha ido creciendo, también ha demostrado estar más que dispuesto a ayudar a los aspirantes a nadadores. Ha sido un defensor de los programas de natación más accesibles, e incluso ha sido una inspiración para aquellos con trastornos neurológicos.

Usain Bolt jura sobre la Biblia después de que le preguntaran por qué nunca dice mucho durante las entrevistas

Los Juegos Olímpicos siempre están llenos de momentos impresionantes, pero pocos fueron tan impactantes como la actuación de Usain Bolt durante la última carrera de los Juegos Olímpicos de Río. El velocista jamaicano hizo historia al convertirse en el primer velocista que defiende con éxito su medalla de oro en los 100 metros, así como en el primer velocista que gana dos medallas de oro consecutivas en los mismos Juegos Olímpicos. Y lo que es más, lo hizo con una fanfarronería que era a la vez humilde y segura. Sus comentarios después de la carrera no hicieron más que aumentar la emoción.

Y por último, todos nos inspiramos en los momentos finales de este vídeo….

Los Juegos Olímpicos siempre están llenos de momentos impresionantes, pero pocos fueron tan impactantes como la actuación de Usain Bolt durante la última carrera de los Juegos Olímpicos de Río. El velocista jamaicano hizo historia al convertirse en el primer velocista que defiende con éxito su medalla de oro en los 100 metros, así como en el primer velocista que gana dos medallas de oro consecutivas en los mismos Juegos Olímpicos. Y lo que es más, lo hizo con una fanfarronería que era a la vez humilde y segura. Sus comentarios después de la carrera no hicieron más que aumentar la emoción. Se supone que los Juegos son una celebración de los logros humanos. Los atletas deben ser los mejores del mundo en sus deportes. Por eso están allí, en primer lugar. Son lo mejor de lo mejor y están aquí compitiendo para demostrar al mundo que son los mejores y que merecen estar aquí. Esto es intrínsecamente inspirador, y es lo que todos debemos sentir. Pero lo más inspirador de estos Juegos es que estos atletas no aparecieron de la nada. Para todos estos atletas, estos son los mejores del mundo, y estos son sus sueños. Estas son las esperanzas y aspiraciones de estos atletas y estos entrenadores, y no hay nada más inspirador en el mundo que eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.